Religiosas HCJS. Congregación de Hermanas del Corazón de Jesús Sacramentado

El origen de Nuestra Congregación fue la atención a enfermos, ancianos, educacióna la niñez y ayuda a los Sacerdotes en las parroquias más necesitadas durante la época de represión religiosa que tuvo lugar a principios del siglo pasado, y fue el PBRO. SAN JOSÉ MARÍA ROBLES quien se encargó de fundarla en 1918 en la ciudad de Nochistlán, Zac., que en aquel entonces pertenecía a la Diócesis de Guadalajara, Jal., La Congregación se caracteriza por el carisma de: Amar y hacer amar al Corazón de Jesús y que “reine por medio de su Corazón especialmente en la Eucaristía, en el mayor número de almas” con especial devoción a la Santísima Virgen de Guadalupe.

Entre los deseos de su fundador se encontraba la idea de que la Congregación “extendiera sus ramas por el universo entero”, que no pudo ver en vida, ya que fue martirizado en 1927 en la Sierra de Quila, Jal.

Sin embargo, sus religiosas continuaron la tarea del P. Robles y en 1982 fundaron comunidades en Angola (Africa), Perú como campos de misión Ad-Gentes y en 1992 en los Estados Unidos con la finalidad de ayudar en parroquias con comunidades de hermanos latinos.

El Espíritu que mueve a las religiosas es el de servir a los demás tratando de sanar las situaciones de muerte, tanto en lo físico como en lo espiritual, que no son del agrado del Corazón de Jesús.

El escudo de la Congregación expresa el Amor y Sacrificio de sus religiosas, tratando de hacerlo vida cada día, así como su lema: Todo por el Corazón Eucarístico de Jesús: Todo por Él eternamente.

Destacándose por ser una de las primeras congregaciones de origen mexicano y después de 87 años de realizar su labor, sigue haciéndose presente a través del servicio que se presta en instituciones de salud y educativas, asilos y Misiones dentro y fuera del país.